Dear White People

Dear White People o Queridos Blancos en castellano, es una serie producida por Netflix que cuenta la pequeña revolución que lleva a cabo el colectivo negro de una estadounidense universidad de cierto prestigio.
La serie está dirigida y escrita por Justin Simien, quien utilizó su propia película de 2014 con el mismo nombre para hacer la serie. Es una adaptación de la película en diez episodios de media hora que realizan una denuncia del racismo existente en Estados Unidos durante el mandato de Obama, el primer presidente negro.
Mediante una crítica en clave de humor que podemos clasificar de sátira, muestra la dura situación de racismo en la que todavía se ven envueltos miles de personas de color en todo el mundo. Muestra una lucha incansable e imbatible a pesar de las dificultades. Una de las escenas más duras y que más me ha impactado es una en la que un guardia de seguridad del campus apunta con una pistola a un estudiante negro por no mostrarle su carné de estudiante. El alumno se queda muy impactado al igual que hacemos todos, sabedores de los últimos casos de negros muertos por disparos de policías.
Sam, Reggie, Troy, Coco, Lionel son algunos de los nombres de los protagonistas de esta pequeña revolución. Todo comienza con una fiesta en el campus llamada Queridos Negros en respuesta al programa de radio de Sam llamado Queridos Blancos. En su programa, Sam habla directamente a la mayoría blanca de la universidad denunciando la situación de racismo y de exclusión en la que vive su minoría, explicándoles por qué sus actos son racistas. Programa muy aplaudido en su residencia, reservada a personas de color.
Sam acaba siendo la cara más representativa de esta lucha en su Universidad, pero es más bien gracias al apoyo y trabajo de sus compañeros que se llevan a cabo las protestas y el boicot de la fiesta ante la pasividad de la directiva de la universidad.
Por último, es una serie rápida de ver, que en un maratón te la puedes acabar puesto que son en total 10 capítulos de entre 20 y 30 minutos que no se hacen nada pesados.

Comentarios