Glow

¡Hola chicos!

Hoy os traigo la reseña de una de las últimas apuestas de Netflix: Glow. La serie se estrenó el 23 de junio y yo tenía muchas ganas de verla desde que me salió el trailer promocionado. 

Un grupo de doce chicas lucha (nunca mejor dicho) contra todo lo que viene para poder ofrecer un espectáculo de lucha libre en los años 80. No tienen tiempo para dudar ni dar pasos en falso y en apenas unas semanas tienen que lograr crear un espectáculo de lucha libre creíble que atraiga a millones de espectadores, partiendo todas de cero.

Nuestra protagonista, Ruth, es una chica sencilla que va de casting en casting buscando la oportunidad de empezar su carrera como actriz. Pero su personaje pronto deja de ser el que más llama la atención y atrae al espectador. Quizá este papel lo lleva a cabo Debbie y la relación que tiene con Ruth, que las acaba convirtiendo en enemigas fuera del ring. A pesar de que Ruth es el personaje principal, profundiza también en otros personajes como el productor de la serie u otras de las chicas.



He de decir que no tardé ni 24 horas en verme los 10 episodios que dura esta primera temporada. Los veía casi sin darme cuenta. Netflix me iba poniendo los episodios y yo no era capaz de parar. Hasta el punto de que me vi 6 del tirón. Incluso cuando acabó, estaba esperando que saliera el siguiente episodio.

Una de las cosas que más me ha gustado es como se muestra a las mujeres en el papel de luchadoras (en la vida, no en el ring) y de fuertes. En las ocasiones en las que los dos hombres encargados de dirigir y producir la serie se quedaban paralizados, sin recursos y se rendían, ellas buscaban la forma de seguir adelante y buscar soluciones, llegando incluso a montar todo el espectáculo solas sin ningún tipo de ayuda ni hombre que las dirija.

En definitiva, uno de los últimos estrenos de Netflix que sin duda dará de qué hablar.





Comentarios