Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fueramos tú y yo

ROMPES A LLORAR O A REÍR. CREO QUE VALE LA PENA HACERSE AÑICOS POR ESOS SENTIMIENTOS. 

Hoy os traigo una nueva reseña de un libro. De nuevo Albert Espinosa. En esta ocasión nos presenta a Marcos y como cambia su vida tras la muerte de su madre, a quien estaba muy unida. En una sociedad en la que la gente ha dejado de dormir gracias a unas inyecciones, Marcos decide ponérselas para superar la muerte de su madre. Sin embargo, mientras espera el momento idóneo para hacerlo, una serie de acontecimientos le harán salir de casa y tomar nuevas decisiones.
El libro dura exactamente una noche, sin embargo, parece mucho más tiempo dado a todo lo que pasa y a los flashbacks que nos cuentan la relación de Marcos con su madre, una bailarina de prestigio. Nuevamente, a través de estos recuerdos del protagonista, Albert nos transmite sensaciones, experiencias, lecciones de vida.
En mi opinión, el libro está genial, pero no ha sido el que más me ha gustado de Albert Espinosa. Me ha ocurrido como con el resto de libros suyos que me he leído, recientemente Lo que te diré cuando te vuelva a ver, iba leyendo y pasando páginas casi sin darme cuenta. De hecho cuando he visto que estaba en el último capítulo me he sorprendido. Sin embargo no me ha producido ese sentimiento de embelesamiento, de que no pasa el tiempo como me pasa con los otros libros. Puede que fuera debido a las expectativas que tenía creadas sobre el libro. Llevaba bastante tiempo queriendo leerlo y me había creado una idea genial de él en base a los otros libros del autor. A pesar de todo ello me ha parecido un gran libro que sin duda os recomiendo.
Y vosotros, ¿qué libro me recomendáis?

Comentarios