Crashing

¡Hola a todos!


¿Qué tal va el curso? Hoy os traigo una serie para ver en algún ratito libre entre clases y estudiar. Se trata de Crashing, un original de Netflix estrenado en 2016.

La serie cuenta la curiosa vida que llevan un grupo de jóvenes que viven en un hospital abandonado como guardianes del edificio. La serie toma como protagonistas principales a Anthony y Kate, una pareja que está a punto de dar el gran paso y casarse, pero que a pesar de parecer ser una pareja perfecta, su relación flojea por muchos sitios.

Muestras distintos tipos de personales muy presentes en la sociedad actual, y que casi podemos extrapolar a todas. Desde un chico que no quiere asumir su homosexualidad trata de auto convencerse  escondiéndose en la careta de un ligón, hasta la chica artista que vive por y para el arte ignorando los sentimientos humanos.

Mi opinión sobre la serie es que, bueno, sin más. No es decir que sea un aburrimiento infumable, pero tampoco es la serie del año, ni del mes. La típica serie para ver mientras cenas y estás con el móvil pero que te sirve para desconectar un poco.

A lo que no le he encontrado mucho sentido es a que en total la serie dura poco más de dos horas. Una sola temporada con seis capítulos de entre 20 y 30 minutos. He visto películas más largas que esta serie. No sé si es que los guionistas no tenían imaginación para más o si es que hicieron esta primera temporada con el objetivo de promocionarla y darlo todo en una hipotética segunda temporada. Pero a juzgar por el final de la serie, me cuadra más la primera opción que la segunda.

En definitiva, una serie corta y amena, pero de la que vais a oír hablar muy poquito.



¡Nos leemos pronto!

Comentarios

Entradas populares de este blog

A todos los chicos de los que me enamoré | Netflix

Iniciativa seamos seguidores

Wonder | Libro vs peli