The end of the f***ing world

¡Hola a todos!
¿Qué tal estais? Hoy os traigo la reseña de The end of the f***ing world, una serie británica que ha sido uno de los últimos fichajes de Netflix.



Argumento

James es un joven de 17 años que cree que es psicópata. En el instituto conoce a Alyssa y cree que es su víctima perfecta: quiere matarla. Por eso, decide seguirla en todos sus descabellados planes. En esta huida se van a mezclar varias tragedias con una historia de amor. 

La fotografía

Una de las cosas que más me han gustado de la serie es la fotografía. Tiene una tonalidad muy decolorada y apagada, acorde con la fotografía actual, que hace que los colores vivos como el rojo queden muy poco saturados. Estoy realmente enamorada de algunos de sus planos. Cuidan mucho la simetría y las proporciones. En este aspecto me ha parecido genial.

Los personajes

James, el protagonista, todo lo que busca es sentir. Es lo que ha buscado durante toda su vida. Es el hecho de no sentir lo que le lleva a creer que es un psicópata. 
Por su parte, Alyssa, todo lo que busca es escapar de su vida. Está encerrada en la nueva vida de su madre con dos hermanastros y un padrastro que la odia. 
El padre de James lo vamos a ir conociendo a lo largo de la serie y va a mostrar en nosotros una evolución desde ese odio inicial que muestra James hacia él.
Algo parecido sucede con la madre de Alyssa. Su hija la odia por la nueva vida que tiene. Pero desde el primer momento se ve que en realidad está cohibida por su marido. 

Formato

Para mi gusto, le podrían haber dado el formato de una película, no de una serie. Si es cierto que son ocho capítulos de veinte minutos y que se pasan de la duración habitual de una película, pero es todo de forma continuada, lo cuenta de forma sincrónica. Los únicos saltos que hay en el tiempo, son al comienzo de los capítulos. Empiezan con tres o cuatro segundos de un plano del final y vuelven al continium de la historia.

La música

La música de la serie resulta algo peculiar. En momentos de máxima tensión no tienes la típica canción de películas de miedo. La música country es a la que más recurren, y algunas de las canciones son auténticos temazos. 


Espero que os guste este fichaje que para mí es uno de los mejores que ha hecho Netflix.
¡Nos leemos!

 

Comentarios

  1. ¡Hola hola!
    No la conocía pero me la llevo apuntada!
    🐾Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Hola!
Con cada comentario ayudas a crecer a mi blog, así que no dudes en contarme lo que te parecen las entradas y tu opinión sobre los libros, películas y series comentadas.
¡Muchas gracias!

Entradas populares de este blog

A todos los chicos de los que me enamoré | Netflix

Iniciativa seamos seguidores

El año en que salvé a Einstein | José de la Peña Aznar